Problemas ginecológicos

¿Qué tan seguras son las hormonas en la menopausia? (Inglés)

¿Qué alternativas existen, además de las hormonas, para el tratamiento de los síntomas de la menopausia? (Inglés)

¿Cuándo y por qué necesito una mamografía? (Inglés)

¿Qué es el VPH? (Inglés)

Tengo 45 años y tengo sangrado irregular o abundante pero no quiero que me realicen una histerectomía. ¿Cuáles son mis opciones?(Inglés)

Cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual (Inglés) (Español)

Problemas de soporte pélvico (Inglés) (Español)

Endometriosis (Inglés) (Español)

Cuando el sexo es doloroso (Inglés) (Español)

Detección y tratamiento de problemas de los senos (Inglés) (Español)

Vaginitis (Inglés) (Español)

Dismenorrea (Inglés) (Español)

Infecciones del tracto urinario (Inglés) (Español)

Herpes genital (Inglés) (Español)

Síndrome premenstrual (Inglés) (Español)

Gonorrea, clamidia y sífilis (Inglés) (Español)

Infección del virus del papiloma humano (HPV) (Inglés) (Español)

Fibromas uterinos (Inglés) (Español)

Quistes ováricos (Inglés) (Español)

Enfermedad pélvica inflamatoria (Inglés) (Español)

Preparación para cirugía (Inglés) (Español)

Incontinencia urinaria (Inglés) (Español)

VIH y las mujeres (Inglés) (Español)

Alteraciones de la vulva (Inglés) (Español)

Sangrado uterino anormal (Inglés) (Español)

Cáncer de ovarios (Inglés) (Español)

Cáncer de útero (Inglés) (Español)

Dolor pélvico crónico (Inglés) (Español)

Síndrome de ovario poliquístico (Inglés) (Español)

Vulvodinia (Inglés) (Español)

Evaluación de infertilidad (Inglés) (Español)

Tratamiento de la infertilidad (Inglés) (Español)

Hiperplasia endometrial (Inglés) (Español)

Explicación de los resultados anormales de una prueba de Papanicolaou(Inglés) (Español)

Sangrado perimenopáusico y sangrado después de la menopausia (Inglés) (Español)

Cáncer de cuello uterino (Inglés) (Español)

Vacunas contra el virus del papiloma humano (Inglés) (Español)

¿Qué tan seguras son las hormonas en la menopausia?

El estudio grande más reciente, The Women’s Health Initiative (La Iniciativa de Salud de la Mujer), documentó un aumento en el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, coágulos de sangre, cáncer de seno y, más recientemente, enfermedad de Alzheimer asociado con el uso de la terapia de reemplazo de hormonas. Sin embargo, a medida que los datos se analizaron en más detalles y se separaron por grupos etarios, estos riesgos no se relacionaron a las mujeres que iniciaron la terapia al inicio de la menopausia. Por lo tanto, las hormonas aún juegan un papel vital en la transición a través de los años más sintomáticos de una mujer en su vida menopáusica. El objetivo es tratar a las pacientes con la dosis más baja durante la menor cantidad de tiempo con el fin de obtener los beneficios (menos cambios de humor, menos sofocos, más sueño, menos riesgo de osteoporosis y cáncer de colon) sin incurrir en los riesgos.

¿Qué alternativas existen, además de las hormonas, para el tratamiento de los síntomas de la menopausia?

Las formas de tratamiento no hormonales que han mostrado diferentes resultados incluyen los remedios a base de plantas, tales como los productos de soja y el cohosh negro. Un medicamento recetado que suele actuar como antidepresivo ha demostrado una capacidad para reducir la cantidad de sofocos diarios y mejorado la respuesta a ellos.

¿Cuándo y por qué necesito una mamografía?

Actualmente se recomienda realizarse una mamografía de detección anual a partir de los 40 años de edad. Los exámenes pueden solicitarse antes si está justificado por los síntomas o los antecedentes familiares de una paciente. A una mujer con antecedentes familiares positivos de cáncer de seno premenopáusico se le recomienda que comience a realizarse exámenes de detección 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar. Las mamografías siguen siendo la principal forma de detección ya que detectan el 90 % de todos los cánceres de seno. Y dado que no logran detectar el 10 % de todos los cánceres de seno, sigue siendo importante realizar un autoexamen mensual después de cada ciclo. Otras modalidades de detección, como las resonancias magnéticas, pueden utilizarse en pacientes de alto riesgo.

¿Qué es el VPH?

El VPH es un virus conocido como el virus del papiloma humano el cual se contagia mediante el contacto sexual y es responsable de las pruebas Papanicolaou anormales y el 99,7% de los cánceres de cuello uterino. Hay más de 100 tipos diferentes con aproximadamente 30 tipos responsables de las infecciones en el tracto genital. Los tipos de bajo riesgo causan verrugas genitales y los tipos de alto riesgo causan pruebas de Papanicolaou anormales. El 90% del tiempo, el cuerpo se deshace naturalmente del virus de manera muy parecida a como lo hace con muchos otros virus. Aproximadamente el 10% de las veces, el virus persiste y continúa causando pruebas de Papanicolaou anormales que con el tiempo pueden convertirse en cáncer. Usualmente, se puede realizar una terapia definitiva antes de que el cáncer se desarrolle. Por ese motivo, el seguimiento apropiado es sumamente importante.

Tengo 45 años y tengo sangrado irregular o abundante pero no quiero que me realicen una histerectomía. ¿Cuáles son mis opciones?

El período en el que una mujer experimenta cambios naturales en su ciclo antes de la menopausia se conoce como PERIMENOPAUSIA o “cerca del período de la” menopausia. Se cree que los cambios en los niveles de las hormonas en circulación son el resultado de una reducción en la función de los ovarios. Sin embargo, cuando hay sangrado irregular en este grupo etario, se debe tener cuidado de asegurarse de que no exista ninguna patología intrauterina, entiéndase cáncer, significativa. Por lo general, esto puede determinarse a través del historial de la paciente, además de exámenes de diagnóstico como una biopsia endometrial y una ecografía. Si no se identifica ninguna patología obvia, usualmente se puede intentar un control médico del sangrado irregular. Comúnmente, las condiciones benignas como los FIBROMAS UTERINOS o los PÓLIPOS ENDOMETRIALES pueden ser menos sensibles al control médico y requerir extirpación quirúrgica. Aunque la histerectomía puede ser una opción, otros métodos menos invasivos, como la ABLACIÓN ENDOMETRIAL, están disponibles y ofrecen resultados a largo plazo.